viernes, enero 23, 2009

Reprise, Joachim Trier (Noruega)




Vi por primera vez esta película hace algunos BAFICI y, tal cual me lo habían pronosticado, me gustó mucho.
Ahora volví a mirarla, y la sensación no cambió. Es cierto, hay quienes la acusan de videoclipera y puede que tengan razón, pero la historia no se demora ni se resiente, y toda esa música (mucho Joy Division), y todas esas imágenes, me dieron vuelta la cabeza. En Reprise hay freno y acelaración, flashbacks y flashforwards, hay lucha contra la locura, luces para la sombras y soles negros para los lugares a los que volvemos, enfermos de memoria, con el ansia de recuperar la antigua felicidad, desnudando la ausencia pero también, lo que pudo haber sido. Y además la amistad y las pequeñas traiciones. Y de nuevo lo que pudo haber sido y los misterios de la creación artística, y las miserias de la búsqueda del éxito y no sé cuántas cosas más. Parece mucho, pero sólo son 105 jóvenes minutos. Ya sé, para que se entienda algo de lo que acabo de escribir, dejo a los expertos: primero mi amigo Sergio. Después lo que publicó Página 12 en su momento:

Decían en el Sin Aliento (el diario del Bafici) que era una especie de hija de Trainspotting y de Corre Lola Corre. No estoy de acuerdo. Si sobreimprimir el nombre de los personajes en pantalla y narrar algunos fragmentos a ritmo vertiginoso te hace hija de esas dos películas, creo que habría que pedir urgente un ADN. Esta es la historia de dos amigos que dan sus primeros pasos en la literatura. En principio a uno le va bien y luego muy mal y el otro la va remando de abajo. La forma en que está expuesta la historia es muy original con cambios de ritmo y de color, avances y retrocesos para explicar la historia en común de los dos escritores y su grupo de amigos. También asistimos a una enfermiza historia de amor y al cariño de los dos muchachos por un escritor olvidado. La banda de sonido es genial: con una secuencia de apertura a cargo de Joy Division, también nos entrega dosis de New Order, The Jam y el punk funk exaltado de Le Tigre para musicalizar una fiesta fuera de control. Lo bueno de la película es que el director transmite en imágenes como se va desarrollando el proceso creativo literario. Así arranca con un esbozo de lo que la historia podría ser para luego descartarlo en favor de otra línea narrativa que es la que sigue la película. El final llega en una nota ambigua que juega también con esa indecisión. Notable película del director Joachim Trier. (Serge&Destroy)

Y para equilibrar....


La insoportable liviandad del ser
Reprise, los dramas de jóvenes novelistas noruegos.
Dos jóvenes amigos aspirantes a novelistas arrojan sus primeros manuscritos en un buzón. Todo puede acontecer entonces: dos libros publicados, dos escritores consagrados como autores de culto, una novia suicidada por amor, revoluciones en Africa y la desilusión del Dalai Lama. O bien, otro comienzo es posible: sólo uno de ellos logrará la publicación de su novela. Reprise, la ópera prima del joven director noruego Joachim Trier, regala una efervescente combinación de comedia y drama situada en Oslo, donde un grupo de amigos comparten angustias literarias, punk irónico, psiquiátricos, diálogos mordaces, devociones por un escritor esquivo y una excursión a París para reconstruir un amor y una vida.
Trier (ninguna otra conexión con el padre de Dogma) nació en Copenhague en medio de una familia de cineastas y artistas, creció en Oslo (donde fue dos veces campeón de skate) y vivió ocho años en Londres donde estudió en la National Film and Televisión School. “Quise mostrar cómo es esa insoportable liviandad que sufren tantos jóvenes escandinavos con algunas referencias culturales de por medio”, dijo Trier, premiado en el Festival de Toronto 2006. Un puñado de vidas apasionadas que visita la energía de Godard y el encanto de Jules et Jim de Truffaut. Con su zumbona voz en off y su desquiciados flashbacks, Reprise parece casi dedicada al público fashion-cool-con cuestiones-existenciales-a-resolver que tanto abunda en el Bafici.
(Cecilia Sosa y Mariano Kairuz, Página 12)

Pd: acá, en Argentina, la única manera de conseguirla se llama Emule.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Chelo...no te ovides de pasarle la pelicula al "experto"

alejandro wh dijo...

concuerdo con vos muy buena pelicula, esperemos mas cosas de este director.

elemea dijo...

la vi ayer, a México apenas llegó, y me encantó. Buenas apreciaciones!