lunes, septiembre 22, 2008

Una de tiros

video

Siempre vuelvo a esta peli.
Arranca con un soldado que se escapó de su batallón y se fue a vivir con los aborígenes de la isla a la que fue enviado. La voz en off, que es la voz del soldado, dice:

¿Por qué esta guerra en el corazón de la naturaleza?
¿Por qué compite la naturaleza consigo misma?
¿Se enfrenta la tierra al mar?
¿Existe tal poder de venganza en la naturaleza?
¿No un solo poder, sino dos?
Recuerdo a mi madre cuando se estaba muriendo
Se veía encogida y gris.
Le pregunté si tenía miedo
Tan sólo movió la cabeza.
Yo tenía miedo de tocar la muerte que veía en ella.
No veía nada hermoso ni noble en su regreso a Dios
He oído hablar de la inmortalidad, pero aún no la he visto.
Me preguntaba cómo sería cuándo me muriese
Cómo sería saber que tu siguiente suspiro es el último.
Sólo espero enfrentarme a ella como mi madre lo hizo
Con la misma calma.
Porque en esta calma se encuentra la inmortalidad que no aprecié.

Y ya está. Entré. A partir de ese momento quiero saber que va a pasar con ese personaje.
Pero además, en la historia aparecen otros soldadados con otras voces que dicen cosas como:

¿Eres honrado? ¿Bondadoso?
¿Reside tu confiianza en esto?
¿Eres amado por todos?
Yo también lo era.
¿Crees que tus sufrimientos serán menores porque amabas la bondad?
¿La Verdad?
Esta gran maldad
¿De dónde viene?
¿Cómo se infiltró en elmundo?
¿De qué semilla, de qué raíz creció?
¿Quién es el autor?
¿Quién nos está matando?
Robándonos vida y luz
Burlándose de nosotros con visiones
de lo que podríamos haber conocido
¿Se beneficia la Tierra
de nuestra ruina?
¿Acaso ayuda a que crezca la hierba o a que brille el sol?
¿Se encuentra esta negrura en ti también?
¿Has atravesado una noche semejante?
o

Querida esposa,
pierdes parte de tu ser al ver toda esta sangre, suciedad y ruido
Quiero mantenerme inmutable para ti
Quiero volver a ti siendo el mismo hombre de antes
¿Cómo llegaremos a esas otras tierras?
A esas colinas azules
El amor
¿De dónde viene?
¿Quién nos enciende esta llama?
No hay guerra que pueda apagarla,
vencerla.
Era un prisionero
Tú me liberaste.
Y yo sigo pensando en mi soldado, que a esa altura ya fue encontrado por sus superiores, y también fue castigado, perdonado y enviado de nuevo al frente. Y él acepta todo sin problema. Es más, se ofrece. Es que mi muchacho sigue soñando. Y yo quiero saber qué va a pasarle.

La Delgada Línea Roja

No hay comentarios.: